info@nkartdealer.com.ar / +5411-4803-2070

Av. General Las Heras 2049, CABA.

  • Facebook Social Icon
  • Flickr Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Isabel Gruneisen 

Los signos de nuestro tiempo.

 

Las transformaciones en el campo de la conciencia han suscitado en la actividad artística y sus fenómenos comunicantes un interés inusual. Los artistas Wassily Kandinsky y Paul Klee, se interesaron de la relación que existe en las transformaciones de la imagen en relación a la capacidad imaginaria del artista. “De lo espiritual en el arte” fue un texto que abrió un nuevo camino al arte abstracto, otorgando al color, la línea, y el punto, un carácter de lenguaje subjetivo.

El pintor que desea comunicar un concepto, expresar un sentimiento, crea una escritura gestual que proyecta desde su inconsciente. El soporte utilizado es una pantalla donde se visualiza una percepción de la realidad, manifestando una visión del mundo. En el caso de la artista Isabel Gruneisen, al expresarse con el color vibrante, licuado y transparente, articula un lenguaje con características personales.
En el espacio ilusorio la pintora superpone manchas, creando constelaciones esteladas, allí siente una vida que palpita a niveles profundos. La fina percepción que la artista posee capta ese ritmo vital de la naturaleza. Esa captación del mundo cósmico que percibe latir al unísono con el cuerpo, es lo que observa Isabel Gruneisen, al crear una cinética, una dinámica, un ritmo singular.

Existe en esta artista un estilo reconocible, un hacer secuencial, un conocimiento intuitivo del color y, sobre todo siente la necesidad de expresar este sentimiento del mundo contemporáneo. Una cosmografía singular indica un nuevo tiempo, otro espacio estelar, un universo plural pleno de interrogantes.
La escritura gráfica realizada a pincel marca un ritmo sobre el plano, creando signos que pueblan su imaginario. Las manifestaciones de la conciencia se abren a ciertos interrogantes metafísicos, y la artista responde con arquetipos profundos, como la cruz, el círculo, y el ojo, que podemos observar en sus pinturas.

ROSA FACCARO
AACA - AICA